U8.1 Aspectos generales

La integridad de datos es un término usado para referirse a la exactitud y fiabilidad de los datos. Los datos deben estar completos, sin variaciones o compromisos del original, que se considera confiable y exacto. Compromisos a la integridad de los datos puede ocurrir en muchas maneras. En las industrias donde los datos son manipulados, identificados y abordados, las posibles fuentes de daño a los datos son un aspecto importante de la seguridad de los datos.
Los problemas con la integridad de los datos pueden comenzar con una fuente humana. Las personas que entran en los registros pueden cometer errores, lo que lleva a variaciones entre los datos originales y los datos almacenados en un sistema. Del mismo modo, las personas pueden cometer errores durante la transferencia o la copia electrónica de datos, haciendo disparidad entre las diferentes versiones o referencias a un archivo. Para que la integridad de los datos se mantenga, es necesario que no haya habido cambios o alteraciones en los datos.
La importancia de la integridad de los datos se puede ilustrar con un sencillo ejemplo: Una persona necesita un tratamiento hospitalario que incluye la administración diaria de un medicamento en dosis de 10 miligramos (mg). Accidental o intencionalmente, se produce una modificación en el registro electrónico del tratamiento y las dosis quedan establecidas en 100 mg, con consecuencias mortales.